Apple se está fabricando un muro

Apple está trabajando en múltiples proyectos de realidad aumentada. Es un esfuerzo de varios años y amplio que podría explicar la falta de recursos de ingeniería de otros proyectos menos vitales como la lenta evolución del software de iPad o Mac. Desde fuera, es la mejor explicación que tenemos hoy.

La realidad aumentada es un salto conceptual en cómo entendemos las interfaces humano-máquina, humano-humano y humano-entorno. Comprende desde lo más básico de las interfaces gráficas (iPhone, Android), las virtuales (Oculus), las cámaras (Snapchat), las interfaces de conversación (chat bots, asistentes virtuales), los dispositivos corporales (apple watch, airpods). Todo es una pata de la realidad aumentada.

La mayor pista sobre el nivel de seriedad de Apple la tuvimos ayer. Después de meses de negociación para una posible compra, Apple informó a Imagination, su proveedor de chips gráficos —los potentes PowerVR— que dejará de adquirir sus diseños en 15 a 24 meses.

¿Traducción? Apple está diseñando sus propios procesadores gráficos para incorporarlos en 2018 o 2019 en iPhone, iPad —otros productos futuros—, al igual que empezó a diseñar sus CPU en 2010. No solo eso, lo hará con un juego de tecnologías que no incluyan las casi infinita lista de patentes que tiene Imagination. Apple ha contratado a varios empleados clave de la firma británica durante los últimos meses.

Es posible que Apple acabe comprando la compañía, de la que posee ya el 8%, para deshacerse de cualquier posible resquicio legal futuro.

Volviendo al apartado técnico, no sabemos nada de la tecnología gráfica que prepara Apple, solo que será suficientemente diferente y separada de los conceptos y tecnologías utilizados por un líder de la industria como Imagination, y sin embargo, superior. O Apple no daría el salto.

Apple se está fabricando un muro tecnológico de hardware, software y servicios. Quizá es por ello que Warren Buffet ha invertido tanto en su acción recientemente: por el foso tecnológico-financiero que separa los productos de Apple de la competencia.

Dad por sentado que profundizaré sobre este interesante tema en el podcast. Suscríbete en iTunes, Spreaker, PocketCasts, ivoox, Overcast o utiliza el Feed RSS.


El informe de la risa de Google. La compañía hizo una encuesta (PDF) a 1.200 jóvenes de 13 a 25 años estadounidenses. Además del terrible nombre (“it’s lit”) las conclusiones presentadas pasan de lo normal (les gustan las Oreo, Nike y YouTube) a otras me hacen arquear las cejas: el ~35% usan Twitter, ~42% usan Google+, ~53% Facebook,~56% Snapchat ~59% Instagram. Te tienes que reír.

Pax Androidica. Un consorcio de empresas encabezadas por Google y Samsung crean un programa de licencia común de patentes y tecnologías relacionadas con Android: LG, Foxconn, HMD, HTC, etc. Sospechosamente ausentes del acuerdo: Qualcomm, Huawei, Xiaomi o BBK.

Ver la tele en Twitter es el próximo objetivo declarado ya de la plataforma, que negocia con las emisoras poder transmitir su contenido en directo de forma más amplia y no con acuerdos concretos —Wimbledon 2016, jueves de NFL, etc.— desde dentro de la plataforma. Otro acierto de Twitter.

Uber

Siguen los preámbulos del juicio de Waymo/Google vs Otto/Uber, en el que se acusa a Anthony Levandowski, anterior líder de la división de vehículos autónomos que fundó Otto en 2015, de robar documentos técnicos. — Ahora sabemos que sus movimientos fundando y colaborando con terceras empresas venían desde 2012.

Se pone todo muy cuesta arriba. Y Uber está centrando su caso de forma independiente a los abogados del propio Levandowski, intentando demostrar que su tecnología de vehículos autónomos es previa a su llegada a la compañía.

Amazon

Assorties