¿Qué es mixx.io?

Publicación diaria sobre tecnología y negocios creada por Álex Barredo. Explica qué ocurre en el mundo de la tecnología de una forma amena y concisa.

Suscríbete

Facebook sale de Guatemala

26/04/2017

Para meterse en Guatepeor / Ahora que empezaba a controlar o saber dirigir sus esfuerzos contra el contenido falsificado, los asesinatos subidos a Facebook llenan titulares / Autoridades de India y China frente a WhatsApp y WeChat

Guión

Ahora que Facebook parece que estaba encontrando el ritmo y el camino para conseguir aplacar las noticias falsificadas, que recordemos, según la compañía han bajado en popularidad, pero bien podría ser porque se acabaron las elecciones presidenciales estadounidenses, que fueron las que llevaron el problema a las portadas de los periódicos, y a que yo os esté martilleando la cabeza con el problema todas las semanas, o casi.

Decía, que ahora que empiezan a apagar este fuego empiezan a arderles las cortinas de la otra habitación. En concreto el problema de los asesinatos en Facebook está alcanzando cotas que, al menos yo, no habría pensado.

El último suceso que ha llenado titulares es el asesinato de un bebé en Tailandia por parte de su padre, en un par de vídeos como podéis imaginar, terribles, que llegaron a tener más de 300.000 reproducciones entre ambos. — Facebook tardó 24h en quitarlos, y representantes de prensa no han querido decir cuántos reportes del vídeo recibió.

Recordemos: 300.000 personas, 24h. Y como ya estoy versado en español-idioma de los representantes de prensa, y en idioma de los representares de prensa-español, os digo que Facebook recibió muchísimas notificaciones de personas que reportaron el vídeo pero el sistema falló: o bien no lo tiraron abajo los filtros, o bien los representantes humanos fallaron.

Pero es inconcebible que un vídeo así estuviera tanto tiempo online. Cagada absoluta de Facebook.

Esto es un problema muy grave por varios motivos:

Dicho esto, si Facebook implementa este sistema, puede convertirse en un tiempo en una de las mejores herramientas para la lucha contra el crimen de la historia de la humanidad: criminales estúpidos grabando en vídeo sus actos. Suenan campanas celestiales en los cuerpos de policía de todo el mundo.

Nada les había solucionado tantos crímenes de forma automática desde la llegada de de los smartphones y las Fitbit y demás, que tienen permanentemente ubicados registros de localización de las personas, tirando al traste coartadas y llevando a juicio a sospechosos que no podían haber sido declarados tal sin más pruebas.


Siguiendo con el tema de las noticias falsas, un par de enlaces que comenté el otro día.

Un ejecutivo provincial en India, una especie de ministro de interior regional, indicó la semana pasada que perseguirán a los administradores de grupos de WhatsApp en los que se distribuya contenido falso, que pueda causar altercados o que diseminen rumores.

Es difícil ver cómo van a hacer cumplirlo, pero parece que es un paso adelante. Es una ventana judicial básicamente, o policial, para procesar casos contados donde esto ocurre en grupos gigantes. Mientras la inmensa mayoría seguirán compartiéndose en grupos pequeños y medianos, que son los que hacen más daño.

Es un signo de cómo reaccionan las autoridades ante los nuevos métodos de comunicaciones masivos. Hemos comentado en muchas ocasiones el rol de las noticias falsas en Facebook, los bots de Twitter, y también cómo será difícil acabar con la proliferación de estos grupos en WhatsApp. Básicamente porque están cifrados, y también porque la única solución para que la policía investigue estos grupos es a través de chivatazos de gente que esté dentro o entrando ellos de encubierto.

No solo para India, donde tiene 200 millones de usuarios, también para países como España o México donde WhatsApp es casi una “religión”

Dejamos India y pasamos a China, donde WeChat cuenta con 800 millones de usuarios, a los que habría que sumar otros 100 fuera del país. BackChannel publicó un artículo bastante interesante centrándose en un grupo de difusión de unas 30.000 personas que compartían noticias falsas como que Estados Unidos iba a prohibir el cerdo para apaciguar a la población musulmana y demás.

Por cierto, si algo he aprendido estos años siguiendo muchos indios y chinos en Twitter por temas tecnológicos, es la increíble la facilidad con la que sueltan comentarios anti-islam así sin venir a cuento. Te pone las cosas en perspectiva.

Es curioso que este grupo, y tantos otros siguieran activos, ya que desde el gobierno de Pekín se se obliga a las plataformas a ejercer un sistema de auto-censura para seguir operando. A pesar de millones de enlaces borrados, sobreviven grupos enormes parecen seguir operando sin problemas.

Ah, a los que habría que sumar los grupos de noticias falsas promovidos por Pekín, que son el Superman de la propaganda online. Esos no los censuran, claro que no.


Para acabar con este tema, dos últimos puntos:


¿Quieres colaborar?

Los oyentes y lectores que quieran apoyar con su creación, pueden convertirse en colaboradores en Patreon o en Ko-Fi (PayPal).

Suscríbete

Escucha el podcast diario

De lunes a viernes, un nuevo episodio contando la actualidad tencológica de forma amena y concisa.

Telegram

Puedes unirte al grupo de oyentes y lectores para charlar o suscribirte desde el canal de Telegram.