Windows 10 S, esta película ya la he visto

By Álex Barredo,

Publicación diaria sobre tecnología y negocios creada por Álex Barredo, redactor de tecnología en La Vanguardia

Suscríbete en iTunes, Spreaker, PocketCasts, ivoox, Overcast o utiliza el Feed RSS. Los últimos episodios están disponibles aquí para su reproducción.

Featured Video Play Icon

Suscríbete en iTunes, Spreaker, PocketCasts, ivoox, Overcast o utiliza el Feed RSS. Los últimos episodios están disponibles aquí para su reproducción.

“Locura es hacer lo mismo una y otra vez esperando obtener resultados diferentes”, es una frase atribuida a Albert Einstein pero que realmente nunca salió de su boca ni de sus textos. — No sé quién fue la primera persona que dijo algo parecido, pero seguramente trabaje en Microsoft.

  • Windows Phone 7 llegó tarde, llegó a trompicones y dejando por el camino a los cuatro monos que habían dado el apoyo a la plataforma.
  • Windows Phone 7.5 más de lo mismo. Pero el circo ya solo tenía a tres monos en las jaulas.
  • Windows Phone 7.8 y 8 eran realmente unos veterinarios que llegaron al circo a curar a los tres monos que quedaban, pero que se equivocaron de inyecciones o algo. Para cuando los veterinarios abandonaron las instalaciones, quedaban solo dos monos y uno de ellos muy mal.
  • Windows Phone 10, o Windows Mobile 10, o Windows 10 for Mobile, es el último mono de Microsoft. Y bueno, no sé qué deciros, pero si veis a alguien con Windows por la calle me llamáis.

Por cierto, cuando hablo de “mobile” me refiero a smartphones y tabletas. Tanto yo como el mercado en general.

No es que Microsoft no innove, hay un montón de cosas increíbles en Windows 10, y en Windows 8, y en Windows Phone.

El caso es que Microsoft tenía el dominio del móvil y lo dejó perder, pero la nueva directiva tampoco está sabiendo recuperarlo. Por muy bien que Nadella esté recuperando la iniciativa en temas de servidores (lo está haciendo fantástico compitiendo don Amazon Web Services, con Google Cloud y demás), sigue sin encontrar una forma de hacer entrar Windows más que al reducto de compradores de PC que siempre van a querer un PC con Windows, y que no vas a bajarles de la burra.

El problema de este reducto, es que por muy grande que haya sido, y por muy grande que siga siendo, cada vez es más pequeño. Los que tienen y utilizan PC todos los días son cada vez menos, y renuevan cada vez menos sus máquinas. Y esas personas tienen unas necesidades y unas peticiones muy, muy específicas.

Fracasó con Windows RT, una versión reducida, optimizada o capada de Windows. Podéis utilizar el adjetivo que queráis, para intentar poner tabletas en el mercado que nadie compraba.

Y ahora vuelve a repetir la mayor parte de las mismas acciones con Windows 10 S, que por suerte, parece que ha necesitado mucho menos trabajo de realizar que los anteriores. Dicho rápido y pronto, y sin querer menospreciar el trabajo, Windows 10 S es una versión con un par de comprobaciones artificiales puestas encima de Windows 10.

Desde que se empezó a hablar de una posible versión así de Windows 10, cuando hace unos meses era “Windows 10 Cloud” o como la fueran a llamar en los rumores y las filtraciones, quedaba claro una cosa: o Microsoft apuesta todo por ello, o va a ser otra víctima de estos esfuerzos a medio gas que hace Microsoft.

No me parece bien hablar de chapuzas ni de mediocridad, porque no lo son, pero sí son cosas que durante la última década explican muy bien donde está Microsoft hoy en día. Voy a hablar de ÑAPA, que si no se entiende a los que me escucháis desde fuera de España, decir que ÑAPA no me refiero a la definición de propina. En España ÑAPA es un término menos vulgar que chapuza para hablar de chapuzas, y como no quiero ser vulgar, voy a decir Ñapa.

Repasemos las ÑAPAS de Microsoft durante estos diez años:

  • Windows Phone 7: ÑAPA
  • Windows Phone 7.5 ÑAPA
  • Windows Phone 7.8 ÑAPA
  • Windows Phone 8 ÑAPA
  • Windows Phone 8.5 ÑAPA
  • Windows RT, ÑAPA
  • Windows 10 Mobile ÑAPA

Y sinceramente, todo tiene la pinta de que Windows 10 S será otra ÑAPA. Porque Microsoft no tiene lo que hay que tener, no se arriesga a ser la disrupción que rompa con su propio legado.

Windows 10 S comparte con todas estas versiones que he citado antes como ñapas, muchos adjetivos:

  • llega tarde: ¿hacía falta esperar dos años desde lanzar Windows 10 para publicar una versión que no ejecute apps 32 bits en segundo plano?
  • Llega con funciones que no te puedes explicar. Puedo entender que no te dejen instalar apps de 32 bits porque tiene todo el sentido, puedo entender que no te dejen instalar apps de fuera de la tienda oficial porque tiene sentido que estén firmadas, es más seguro, etc.
  • Pero no puedo entender que no te dejen cambiar elementos básicos como el motor de búsqueda por defecto.
  • Dejemos de lado hoy lo de que no te dejen cambiar el navegador predeterminado por dos motivos: tiene ALGO de sentido, Edge es un navegador bastante bueno, y no tengo la cabeza hoy para discutirlo. En el amplio marco de las cosas, es lo de menos.

Pero sobre todo, Windows 10 S es una ñapa porque Microsoft no apuesta por ella! Es increíble. En la misma presentación: “bueno, si no te gusta te puedes pasar a Windows 10 Pro”…

¿Qué me estás contando Microsoft? ¿Te imaginas a Google presentando una versión nueva de Android que diga “si no te gusta te puedes pasar a la versión anterior? o a Steve Jobs presentando el iPad y diciendo: “bueno si no te gusta el sistema operativo que trae le puedes poner MacOS”

No. Aquí venimos a apostar, y hacerlo fuerte.

¿Por qué la tienda de aplicaciones de Windows es un desierto? Porque Microsoft no apuesta por ella. Si no había Office hasta hace poco. ¿Cómo van a apostar otros desarrolladores si Microsoft no metía Office completo allí?

Segunda pregunta: cómo es que Office completo no está en la tienda. Debería estar allí desde Windows 8.

¿Por qué la tienda de Windows Phone es otra castaña? Porque Microsoft estaba más ocupada cambiando de rumbo cada 12-18 meses que ni los socios fabricantes ni los desarrollares sabían qué hacer. Así que te queda una tienda donde ni hay Snapchat, donde la versión de WhatsApp da risa, donde Dropbox llega en 2015 con cuatro funciones, etc.

Por cierto, Windows 8, otro gran ejemplo de ñapa de Microsoft. Como no gustó a los usuarios que estaban acostumbrados pues a cambiarlo todo con Windows 8.1, otra ñapa.

Windows 10 rehizo las cosas, ya habían pasado tres años entre el lanzamiento de Windows 8 y el de Windows 10. Y otros dos hasta que ha llegado Windows 10 S, que vuelve a sacar lo mismo de hace cinco años.

En estos últimos cinco años, Microsoft ha ido para adelante y para atrás sin decisión, sin rumbo ni nada que se le parezca. Y el mercado lo está dejando atrás por eso mismo.

El problema va mas allá, claro.

Ahora vamos a sacar un móvil que se convierte en PC cuando lo conectas en un dock. El problema: nadie se pone a hacerlos porque los socios fabricantes ya se han quemado haciendo tabletas con Windows RT que no han vendido, tabletas con Windows 8 que no vendieron ni nada. Los fabricantes ya no están para experimentos con gaseosa, así que nadie hace un smartphone con Windows 10.

De hecho, ni la propia Microsoft lo hace. ¿Dónde está el Surface Phone? “Es que no tenemos soporte ARM”. A finales de 2017 se ponen a añadir soporte para ARM en Windows 10. UN SOPORTE QUE YA TENIAN EN Windows RT, y que quitaron, para volverlo a poner.

En vez de eso, se ponen a hacer el Surface Studio, que queda muy bien como marketing pero que ni consigue atraer al público duro de Microsoft de PC —recordemos que el grueso de ventas de PC es gama baja y gama media para consumo, y gama media para negocios.

30.000 unidades de Surface Studio, se han vendido en su trimestre de lanzamiento. Muchas me parecen. Menos mal que Microsoft había vuelto a tener un elemento aspiraciones, y tal. Será aspiracional para los marcianos, porque los humanos de este planeta no están comprando muchas Studio.

La última Surface Pro es de octubre de 2015. Hace más de año y medio ya. El Surface Book ha debido de vender tantas unidades como letras tiene el nombre. Llegó a España 14 meses después de ser anunciada. Cuando al comprador medio de Windows le dices de un portátil de 1.800 euros les entra la risa tonta.

Y ahora, después de contarnos que apostaban todo por la Surface SIN COMPROMISOS! ES UNA TABLET! Y ES UN PORTATIL! Y MICROSOFT es para TODOS! ESTA TIENE MUCHOS PUERTOS! LIBERTAD PARA EL USUARIO!

Después de eso nos vienen con un portátil con un sistema operativo pensado para tablets, con solo un puerto USB. Y se quedan tan panchos.

Un portátil con un sistema operativo que si quieres te dejan pagar un poquito para quitarlo y poner la versión completa. Y un portátil que se ponen a comparar con el Macbook Air. ¿A quién le importa el Macbook Air en 2017? No le importa ni a Apple.

Un paso para adelante, cinco para atrás. Podría ser el lema de Microsoft en cuanto a consumidores se refiere.

En fin, que esta película ya la hemos visto, y que ya nos sabemos el final.

¿Te ha gustado? Suscríbete y recíbelos un resumen de las mejores noticias tecnológicas del día todas las mañanas.

Be the first to write a comment.

Your feedback