La guerra por tu salón

By Álex Barredo,

Publicación diaria sobre tecnología y negocios creada por Álex Barredo, redactor de tecnología en La Vanguardia

Suscríbete en iTunes, Spreaker, PocketCasts, ivoox, Overcast o utiliza el Feed RSS. Los últimos episodios están disponibles aquí para su reproducción.

Featured Video Play Icon

Notas

Ayer Microsoft confirmaba que había llegado a un acuerdo con Harman Kardon para el lanzamiento de un altavoz inteligente con Cortana como cerebro, por decirlo así. El sistema no es muy distinto a las ofertas actuales de Google o Amazon.

Harman es, por cierto, el fabricante de altavoces de alta gama que fue adquirido por Samsung hace unos meses por 8.000 millones de dólares

Se llama “The Invoke”, y básicamente es un tubo con micrófonos de profundidad para captar audio de forma clara incluso aunque estemos en otra habitación y hablando en tono normal.

Las diferencias residen claro, en qué pueden hacer estos sistemas sin pantalla, solo con nuestra voz. Alexa de momento tiene la delantera a nivel de capacidades o habilidades, que es como lo denomina Amazon, pero sigue limitado a Estados Unidos.

A nivel de comprensión de la voz, parece que sistemas como Google Home sí seguirían siendo superiores, sobre todo a la hora de distinguir voces, algo que es extremadamente útil a nivel de software para ser realmente un sistema familiar.

Quizá en el futuro tengas que presentarte, y el altavoz ir poco a poco reconociendo a nuestras familias, de tal forma que podamos restringir comandos a cuando son enunciados por algunas personas o protegidos bajo una clave de acceso.

Recordemos que estos sistemas pueden estar integrados con las múltiples soluciones que hay en el mercado para domótica, como las de Homekit de Apple, y entre ellas hay cerrojos para puertas. Cualquier tipo de seguridad en nuestro perfil de voz o, repito, bajo clave o autenticación por otras vías como a través del smartphone, es necesario.


Y ahora que Microsoft se sube por fin al carro de estas tecnologías, queda por ver hasta donde apuesta la compañía por la implantación de Cortana en dispositivos independientes. Está en todos sus dispositivos, desde ordenadores con Windows hasta la Xbox, y parecen estar dispuestos a licenciar y ofrecer este sistema operativo para otros fabricantes.


Estos días también se espera que sea Amazon , que tiene el 65% del mercado de estos “altavoces inteligentes” en Estados Unidos (Google tiene el 25% con su Google Home por lo visto), lance al mercado un Amazon Alexa con pantalla de unas 7”.

El dispositivo sería básicamente una tablet de Kindle puesta sobre un altavoz y un sistema de micrónofos similar al de un Echo tradicional. A la espera de saber precios, que me sorprendería que estuviera por encima de los 200-250 dólares, parece que estará destinado a ser un ordenador de cocina.

No estoy seguro de que tenga una batería, así que quizá necesite estar constantemente cargando y no puedas moverlo por ahí, pero quizá si la tenga. Habrá que esperar al anuncio.

Doy por hecho que la pantalla es táctil, aunque podría ser una decisión muy arriesgada por parte de Amazon que los únicos controles del aparato fueran por voz. Imagino que el aparato centrará su marketing en tres campos:

  • Ver y consultar recetas — una de las peores cosas de las apps de cocina para el iPad y demás es lo terribles que son de usar cuando estás con las manos manchadas y tienes que pasar página o ver un vídeo o buscar una cosa o tocar la pantalla en general
  • Hacer videollamadas, una cosa que Amazon Echo tiene pero que está limitado a llamadas tradicionales, obviamente porque no tenían pantalla.
  • Ver contenido multimedia.

Todo esto es básicamente el rol que cumplían las tradicionales televisiones pequeñitas en la cocina que eran muy populares hace un par de décadas, y que muchos hogares han cambiado hoy por una tablet o en mi caso, por poner mi móvil encima de la campana de la cocina y ver Netflix mientras cocino.

En fin, que de nuevo, estos aparatos no parecen que vayan a revolucionar la industria a nivel de ventas, pero seguro que encuentran un hueco en muchos hogares. — Parece que hay un mercado, al menos en varios países desarrollados medianamente amplio, que quizá esté dispuesto a mover en el futuro 10-20 millones de estos dispositivos cada año.


Lo que nos lleva a Apple, donde los rumores empiezan a calentarse por un posible o hipotético anuncio de un dispositivo similar. El otro día Phil Schiller, que es el jefe de marketing de Apple y uno de los ejecutivos más influyentes en la compañía, dijo que “un asistente de voz sin pantalla no encaja en muchos aspectos”

Recordemos que la “versión oficial” de Apple estos dos últimos ha sido de que un altavoz inteligente para el hogar no tenía sentido si tenías uno en tu bolsillo. Que es una decisión inteligente si lo que quieres es vender iPhones, sin duda.

Pero aquí hay un problema, la gente, al menos algunos, quieren usarlo sin gritar, sin tener que apretar ningún botón, sin tener que sacarlo del bolsillo o ponerse a buscarlo. Quieren que sea como una conversación natural.

Se rumorea, se dice, se comenta, se escucha… que Apple intentó incorporar este tipo de tecnología en el Apple TV, un dispositivo que lleva unos cinco milenios sin actualizarse a nivel de hardware básicamente bueno, pues porque no lo necesita, es como mi Chromecast de 30 euros de hace tres años. Lo compras, lo pones detrás de la tele ahí envuelto en cables y te olvidas.

Y ese es el problema, “lo pones detrás la tele ahí envuelto entre cables” un lugar terrible tanto para un micrófono como un altavoz, que por cierto, estaría constantemente interrumpido la conversación por la televisión.

Muchos consumidores optan por tener sus Echo y sus Google Home en la cocina o en sus habitaciones, donde normalmente vayan a usarlo mientras se visten, o decirle que apague las luces sin tener que levantarse de la cama, o mientras cocinan. Que es la gracia de tener este tipo de tecnología de micrófonos de campo lejano, que pueden escuchar y captar con claridad sonido de incluso de susurros.

Volviendo al tema de las videollamadas, siempre quedó claro, una cosa, al menos para mí, cuando los rumores de que Apple estaba haciendo una tele eran más fuertes hace 2, 3, 4 años, un producto que como todos sabemos, nunca llegó al mercado. — Siempre me quedó claro que este televisor de Apple incluiría cámara para hacer videollamadas, que es una función extra y diferenciadora que sería fácil de incluir para esta compañía.

Por otro lado, tener un sistema de altavoces inteligentes atado a una televisión hace que sea difícil de usar o imposible directamente si estás usándolo. Por eso tenía sentido incorporar Siri en el micrófono del mando del Apple TV, porque solo vas a usar cuatro comandos, y están relacionados con lo que vas a ver.

Y por un tercer lado, Apple ya tiene el iPad, que si lo pones a cargar y en una base, y tienes Siri activado ya es literalmente lo mismo que un Amazon Echo. Oye Siri, dime el tiempo. Oye siri, dime cómo se cocina un arroz blanco. Oye Siri, apaga las luces.

Conectado a HomeKit, un iPad siempre a la escucha es muy útil para quien pueda permitirse o quiera permitirse dejarse ese dinero en tener una tablet en el salón quieta sin hacer nada más. Que por cierto, es como lo tenía un entusiasta de Apple que tenía lo típico de bombillas inteligentes, cerrojo de la puerta inteligente, etc. Hasta que un día su vecino le gastó una broma gritando “Oye Siri, abre la puerta” y el sistema funcionó.

Al poco Apple cambió las opciones de Homekit para que los dispositivos de cerradura no pudieran ser activados por voz sin más identificación, es decir que tienes que hacerlo desde la app de tu smartphone desbloqueado por ti o por alguien que sepa la clave.

Otra opción es que Apple añada reconocimiento de voces a Siri, algo que está por demostrar, aunque bien podría llegar en el próximo WWDC.

La falta de filtraciones de momento por parte de Apple podría indicar que no hay ningún dispositivo nuevo, o que se está fabricando en tan pocas cantidades que no hay un proceso que necesite de meses de pedidos previos como el del iPhone. O quizá estén fabricándolo en Estados Unidos como el Mac Pro y tengan mejores medidas para evitar filtraciones, quién sabe.

La otra opción es que simplemente, si llega este altavoz inteligente, sea un modo para el iPad. Un dock al estilo iPod Hifi donde pones un iPad y listo…

¿Te ha gustado? Suscríbete y recíbelos un resumen de las mejores noticias tecnológicas del día todas las mañanas.

Be the first to write a comment.

Your feedback